Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (Macizo de Peñalara)

Parque Nacional de la Sierra de GuadarramaCISEEl Parque Natural de Peñalara ha pasado a formar parte del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama desde el 27 de junio de 2013.

No obstante, hasta que no sea aprobado el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional seguirán en vigor los actuales instrumentos de gestión del Parque Natural (disposión transitoria única de la Ley de Declaración).

Este sitio Web irá migrando paulatinamente a la nueva página Web del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

 

Cría en cautividad del sapo partero

larva infectadaLos anfibios se encuentran en declive en todo el mundo. Una de sus amenazas más preocupantes es una enfermedad nueva (quitridiomicosis) producida por un hongo patógeno que está provocando extinciones masivas en todo el mundo. El sapo partero común (Alytes obstetricans) está gravemente amenazado en Peñalara por este hongo.

El hongo patógeno (Batrachochytrium dendrobatidis) infecta a las larvas, aunque la muerte de los ejemplares sobreviene al completar la metamorfosis. El hongo se desarrolla en la piel de los anfibios, que perfora para liberar sus esporas al agua.

Tratamiento

Este hongo patógeno es muy sensible a las temperaturas altas, muriendo a partir de unos 30 ºC. Por este motivo, el hongo sólo resulta letal para los anfibios que viven en zonas frescas, como ocurre en el Parque Natural de Peñalara.

En el Centro de Cría en Cautividad de Anfibios Amenazados de la Sierra de Guadarrama se utiliza una terapia con calor y ciertos fungicidas para eliminar los hongos patógenos de las larvas infectadas recogidas del las lagunas del Parque. Además, se mantiene una colonia cautiva de sapo partero para la producción masiva de ejemplares que reforzarán las poblaciones naturales.

Refuerzo de poblaciones

El objetivo principal durante 2008 ha sido evitar la muerte por quitridiomicosis de las escasas larvas invernantes que quedan en el medio natural, ante el riesgo comprobado de muerte en la mayoría de los casos al completar la metamorfosis. Para ello, se ha procedido a la captura de todas las larvas invernantes encontradas, su traslado al Centro de Cría, y posterior tratamiento térmico, antes de ser liberadas de nuevo al medio. En total, se han recogido 39 larvas pertenecientes a distintos sectores de humedales.

Por otro lado, para iniciar la cría en cautividad es necesario contar con un número suficiente de individuos reproductores de los distintos núcleos poblacionales que existen en el Parque. Para ello, se han capturado un total de 7 ejemplares adultos.

Además, al finalizar la estación reproductiva de 2008 se ha procedido a la suelta de individuos al medio una vez que han superado con éxito la metamorfosis. En total se han liberado 65 individuos en 2008, en dos localizaciones distintas del Parque Natural.

Además, para poder llevar a cabo un seguimiento mas preciso de los individuos liberados, se han instalado en ambos lugares sistemas de grabación automática de cantos (Frog-loggers). Dada la dificultad para localizar a los ejemplares de esta especie en tierra, este sistema permite evaluar la abundancia de machos cantando en una zona mediante el conteo de sus llamadas de apareamiento.